viernes, 28 de noviembre de 2014

Aunque los créditos hipotecarios disminuyeron, hubo un aumento en los montos demandados

Créditos hipotecarios para vivienda

Los créditos inmobiliarios que fueron otorgados por bancos uruguayos durante el penúltimo trimestre de 2014, disminuyeron un 1,7% en relación al mismo período del año anterior.

La cantidad de préstamos fue de 1106, mientras que durante el 2013, llegó a los 1125. Si lo fuéramos a representar en millones de dólares, los bancos de nuestro país prestaron US$ 86,5 millones en el cuarto trimestre y US$ 236,3 en los primeros tres (desde enero hasta setiembre).

Ignacio Inthamoussu, gerente de Clientes Retail del Banco Santander, dijo que en este organismo el rubro del crédito hipotecario se encuentra en crecimiento sostenido sin presentar cambios con respecto a años anteriores. No solamente gracias a nuevas operaciones producidas sino también al incremento del precio de las viviendas.

El monto que en promedio han recibido quienes han solicitado préstamos para el financiamiento de viviendas, asciende a los US$ 78.249.

Aunque los préstamos (en cantidad) hayan presentado una disminución como veíamos en los primeros párrafos, las entidades bancarias observan que el mercado está marchando sin mayores complicaciones y esperan que los préstamos retomen su continuidad previa.

Las perspectivas para los próximos años son alentadoras, según Salveraglio, quien sostiene además que la demanda se mantendrá firme, especialmente por los proyectos en construcción que se están desarrollando gracias a la normativa de las Viviendas de Interés Social.

La presidenta del Banco Hipotecario del Uruguay (BHU) asegura que hay más de 300 proyectos promovidos gracias a la Agencia Nacional de Vivienda (ANV), lo que genera aproximadamente 6500 soluciones habitacionales que se encuentran en construcción. Salveraglio considera que el BHU podría financiar buena parte de las compras que sucedan el próximo año y también durante el 2016.

El programa Yo Ahorro (que ya tiene cinco años) también ha sido un importante promotor que ha ayudado a consolidar el crédito hipotecario, generando ahorristas que han estado acumulando capital en ese tiempo, y que ahora pasan a cumplir las condiciones para obtener el préstamo.

Para Inthamoussu, del Banco Santander, el panorama uruguayo también es bueno, no solamente para el comprador de viviendas nuevas o usadas, sino también para el promotor inmobiliario. La tendencia que se observa en el aumento de los ingresos, el empleo o los distintos incentivos del gobierno en cuanto a la Vivienda Social, conforman un contexto favorable para un crecimiento de las demandas de créditos destinados a las viviendas.

Para Gustavo Manriquez (gerente de banca minorista de Scotiabank) hay perspectivas estables, con un incremento del monto prestado. Sostiene que el mercado está en movimiento y hay desarrollos inmobiliarios interesantes, si bien también se detecta inflación en niveles más altos de los esperados.  Aseguró que “el crecimiento del segmento permite mejorar la rentabilidad del negocio, porque mejora la eficiencia por el lado de los costos operativos”.

Para Juan Carlos Alonso (director de Desarrollo de Negocio y Transformación Digital del BBVA) el mercado tiene posibilidades de desarrollarse más aún, siendo que “todavía los niveles de compras sin crédito son importantes y existen oportunidades para crecer”. Por otra parte, comentó que aunque la Vivienda de Interés Social ha sido beneficiosa para los negocios inmobiliarios, tampoco le quitan el foco a otras áreas de crecimiento como la construcción individual, las reformas y las ampliaciones.

El actual contexto en cuanto a la oferta de la banca, con tasas bajas a nivel record en los créditos, debería colaborar con la expansión del crédito hipotecario. Con una previsión de que los créditos irán en aumento, los bancos deben ser capaces de acompañar esta situación y ofrecer las mejores facilidades para el acceso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario