martes, 31 de marzo de 2015

El precio de las viviendas no es una variable que se pueda bajar, según los constructores

El precio de las viviendas no es una variable que se pueda bajar, según los constructores
No es viable disminuir los precios de las nuevas construcciones, “porque si tienen que bajar por el mercado la consecuencia es que no se construya” comentó al diario  El País, el presidente de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay (Appcu), Ariel Cagnoli.

Continúa mencionando lo siguiente: "Nadie quiere construir a pérdida. Hablar de que los precios están inflados y de que van a bajar puede dar un punto de vista que distorsiona el mercado. Gente que no está informada seguramente va a quedar expectante que un día baje y lo que le va a pasar es que va a subir".
Si bien Cagnoli reconoció que el costo de los inmuebles “se ha encarecido", destacó que el aumento de los precios en el rubro de la construcción (tomando como período los últimos 10 años) se han encarecido por encima de los demás valores e índices de la economía uruguaya.

El hecho de que haya habido una recuperación salarial que ha presentado la industrial “en valores constantes duplicó en los últimos cuatro años al costo de vida” […] "Eso no es gratis. Eso tiene consecuencias muy importantes que se traducen en los precios de los costos de la construcción y en los precios de las viviendas”.

Los valores de la comercialización también se han visto afectados por el aumento del precio de la tierra. Destacó que cuando tuvo comienzo el proyecto de Viviendas de Interés Social, la “incidencia de la tierra rondaba en US$ 80 por m2 en la zona de Cordón y actualmente es de unos US$ 300”.

Menciona asimismo que algunas críticas en cuanto a los “precios inflados” que se vislumbra en las propiedades, no es tal, ya que por el contrario, lo que más interesa a los vendedores es que su precio sea el indicado para tener la mayor cantidad posible de compradores. Los responsables en poner los precios (quienes fabrican estas propiedades) van a buscar recuperar su inversión inicial.

Otro de los aspectos que influye en los precios, es el comportamiento de la productividad en el sector de la construcción, que ha presentado una caída “escandalosa” […] “Todos sabemos los rendimientos a los que se ha llegado. Hoy un trabajo con gente joven duplica, triplica, cuadriplica la cantidad de jornales que se necesita para hacer tal cosa", expresó.

Hay conflictividad en el gremio de la construcción, por lo que también se ha agravado la agresividad a nivel gremial.

Específicamente en el tema de la demanda de inmuebles, Ariel Cagnoli resaltó que las ventas en la zona costera de Montevideo han decaído, para los precios actuales. Sin embargo, hay proyectos nuevos que se espera, una ganancia a futuro en la inversión en ladrillos, por más que no se produzca una comercialización inmediata del inmueble.

En cuanto a las familias de menores recursos, el especialista sigue apelando a la ley de Las Viviendas de Interés Social, y sigue siendo necesario encontrar “fórmulas” para repensar el abaratamiento de estos inmuebles y abarcar a la población de los “deciles” más bajos. "Tenemos que trabajar todas las partes involucradas, particulares y Estado, para poder llegar a familias de menores recursos, dentro del mismo sistema que está funcionado muy bien. Hay que llegarle al que puede pagar 10 y no puede pagar 14".

Por ejemplo, que los bancos oficiales bajen las tasas de interés para el financiamiento de estas viviendas, también en cuanto a la ampliación de los plazos y de este modo, disminuir lo pagado mensualmente.

Por otra parte, se pensó en la necesidad de re-categorizar las Viviendas de Interés Social en aquellos barrios “perimetrales” de la ciudad, allí donde las tierras tienen menos valor, y por lo tanto, habría menos variables involucradas en el aumento de los precios de la construcción. También es una opción transformar algunas exigencias de terminación de obra en cuanto a los plazos, así como una reducción del tamaño de los propios inmuebles.

Los datos aportados por la Agencia Nacional de Vivienda (ANV), indicaron que el metro cuadrado en el año 2014, se ubicó entre las franjas de US$ 1.700 y US$ 2.000.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario