martes, 31 de octubre de 2017

Hubo un mayor dinamismo en el mercado inmobiliario uruguayo durante los primeros seis meses del 2017

Durante el primer semestre de este año, se halló que el total de operaciones de compra-ventas registradas en Montevideo fue de 10.488, frente a las 8.657 en igual período del año pasado. Estos datos fueron aportados por la Dirección General de Registros que el consultor Julio Villamide dio a conocer al diario El Observador.

Los números reflejan por lo tanto un crecimiento del 21% en la comparación interanual, aunque aún se sitúa casi un 15% por debajo del pico de la primera mitad de 2011, de 12.174 operaciones.

Por otra parte, el artículo del periodista Miguel Noguez informa que se hicieron negocios por al menos US$ 775 millones, mientras que Dirección General Impositiva recaudó US$ 31 millones, en el primer semestre de 2017. Las cifras manejadas también fueron calculadas por el diario El Observador a partir de la recaudación correspondiente al Impuesto a las Trasmisiones Patrimoniales (ITP), el cual que recauda la Dirección General Impositiva (DGI). El mencionado impuesto grava con una tasa de 2% al comprador y otro 2% al vendedor de inmuebles de usufructo. La información publicada por la DGI, da cuenta de que entre enero y junio de 2017 el impuesto recaudó $ 878 millones (unos US$ 31 millones), lo que representó 15,8% más en la comparación interanual.

El informe semana también que: “Si se toma como referencia que el ITP representa el 4% del valor de las operaciones inmobiliarias, en el primer semestre los negocios totalizaron al menos US$ 775 millones. Eso es solo una aproximación a los montos negociados –que son superiores–, porque la base de cálculo del impuesto es el valor catastral que suele ser menor a los precios de los acuerdos efectivos de compraventas. El ITP tampoco alcanza a la Vivienda Promovida (VP - antes Vivienda de Interés Social), que está exonerada en la primera venta y que es motor del mercado de obra nueva”.

Consultado sobre el aumento de las transacciones de compraventa en comparación a 2016, el asesor inmobiliario Julio Villamide, dijo que estaba dentro de lo esperado debido a la recuperación de la economía. También se mostró optimista a que el 2017 termine siendo un año mejor a lo esperado, tanto en lo que respecta a venta de viviendas usadas como de viviendas nuevas, pero sin llegar a ser excepcional. De hecho, el mercado de vivienda nueva mostró en los primeros tres meses del año una tendencia al alza que ya se había empezado a ver en el tercer trimestre de 2016. Entre enero y marzo de 2017, la cantidad de unidades nuevas comercializadas trepó a 472, con 260 levantadas bajo el régimen de VP (que sigue siendo la modalidad que dinamiza el mercado). Las restantes 212 corresponden a promoción privada. Eso reporta un aumento del 24,5% en la comparación interanual, demostrando la solidez de este crecimiento.

Fuente de información: www.elobservador.com.uy

No hay comentarios.:

Publicar un comentario